<!-- --><style type="text/css">@import url(https://www.blogger.com/static/v1/v-css/navbar/3334278262-classic.css); div.b-mobile {display:none;} </style> </head><body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d35251511\x26blogName\x3dSENDALITERARTE\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://sendaliterarte.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://sendaliterarte.blogspot.com/\x26vt\x3d5498702722986486159', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>
| jueves, noviembre 30, 2006

Siempre es necesario un Norte. Una dirección donde dirigir nuestra energía. Un camino que nos lleve a esa meta que deseamos. Es un trayecto que debemos realizarlo con el equipaje de nuestro conocimiento, entendimiento y convencimiento. Nuestros ideales, nuestras inquietudes, nuestra manera de sentir la realidad y ver la vida, son los enseres que afirman la existencia, intentando huir de manipulaciones y utilización ajena de nuestra voluntad. Es un camino que debemos realizarlo reafirmando nuestra verdad.

La autenticidad es una forma de mitigar ciertas enfermedades relacionadas con el aparato circulatorio de este mundo injusto y contradictorio.
El Argonauta Enmascarado.

| miércoles, noviembre 29, 2006

Todo es porcelana en el recuerdo que, inevitablemente, ha sobrevivido al paso del tiempo. Pese a su fragilidad, sigue sin romperse esa imagen que, aun hoy, deambula por los trazos de la memoria. Sigue derramando sutilmente pequeños soplos de reminiscencia que siempre terminan con una sensación extraña de desasosiego. Es un malestar que en sus orígenes yace afectuoso y que, por incomprensible se torna molesto.
Siempre que el pensamiento se pierde absorto en lo indefinido, no deja de acechar esa estela de la fermentada y agridulce melancolía que produce la permanente tristeza de su evocación. Pese a todo, sigue ocupando un rincón en el pensamiento.

Hay desamores que furtivamente incordian el calmoso proceder del olvido.
El Argonauta Enmascarado.

| martes, noviembre 28, 2006

La estimulación nos avasalla de tal forma que los ríos de información repletos del inmenso caudal de los distintos sentidos, van fluyendo y ahogando las entrañas del entendimiento con importantes cantidades de información. Su almacenamiento es una representación de la realidad que, en un principio, carece de reconocimiento. El icono es un almacén donde mora la percepción. Después de organizar los contenidos, vamos clasificando su hacendosa esencia en memoria operativa, declarativa o procedimental.

La capacidad de recordar nos permite retener el rastro de las experiencias pasadas para no dejar ni un resquicio a la malsana indiferencia y colmar de evocación nuestra vulnerable biografía.
El Argonauta Enmascarado.

| lunes, noviembre 27, 2006

Intentamos encontrar un adecuado y justo equilibrio entre la frialdad calculadora, carente de afectividad, de nuestra razón y la arrolladora y desmesurada tendencia de nuestra pasión. Sin embargo, es difícil conseguir que la razón no se llene de fanatismo, ni que los sentimientos dejen de oprimir en demasía la humana dimensión sensible.

Cuando no conseguimos nivelar nuestro raciocinio y nuestras emociones, la voluntad lo tiene mucho más difícil a la hora de tomar sus decisiones.
Imagen: Hombre de Vitruvian de Leonardo Da Vinci
El Argonauta Enmascarado

| domingo, noviembre 26, 2006

A menudo vemos la vida desde el silencio de la noche, cuando todo es una puro desvelo y esperamos la frescura de un nuevo amanecer. Mientras tanto, los silencios y las soledades se cantan escritos en un papel, respirando los secretos que revela la quietud antes de nacer nuevamente la luz. El apetecible silencio nos incita a desgranar recuerdos que parecen los aromas de un perfume singular. En la cuna de la noche, donde todo se transforma en muda y limpia desnudez, arrullamos la existencia.

Cuando todo está durmiendo, junto al mar de los luceros, la palabra, desnuda, baña su cuerpo, temblando de lucidez.
El Argonauta Enmascarado.

| sábado, noviembre 25, 2006

Las palabras definen también los sentimientos. Buscamos las mayores exactitudes para poder escribir en un papel o pronunciar en un íntimo auditorio nuestros gozos y pesares. Muchas veces intentamos encontrar el sinónimo adecuado para expresar de otra forma esa idea, ese sentir en forma de anhelo, duda, queja, deseo,… intentando reforzar aún más, si cabe, su fuerza emocional. Las palabras expresan y comunican, concreta o abstractamente al receptor, los estados de ánimo con la mayor o menor exactitud con la que el emisor es capaz de utilizarlas.

La mejor forma de utilizar y respetar las palabras es haciendo un buen uso de ellas.
El Argonauta Enmascarado.

| viernes, noviembre 24, 2006

Aunque nos definen el bien como algo a imitar, algo que responde a nuestros anhelos, intereses,… y que toma ante nuestros semejantes un sentido positivo. Existe una concepción materialista impregnada de grandes dosis contradictorias. Muchas veces ocurre que lo que es bueno para unos no lo es tanto para otros. Todo es muy relativo. Ejemplo: El empresario reduce costes para obtener mayor beneficio “apretando las clavijas” al trabajador. Así pues, lo que interesa para uno es perjudicial para el otro.

El ser humano ha convertido el bien material en una extrema paradoja de intereses clasistas.
El Argonauta Enmascarado.

| jueves, noviembre 23, 2006

Deseamos que, por un momento, abandonéis el Olimpo y asumáis vuestra condición de ninfas inspiradoras. Llenaremos de agradecimiento vuestra presencia y procuraremos utilizar las palabras adecuadas y los certeros argumentos, fruto de vuestros complacientes favores. Que Zeus y los demás moradores del Sagrado Monte sean comprensivos con esta súplica. Queremos que nuestras creaciones derramen los mejores flujos de placer, de gloria, de fiesta, de melodía, de danza, de amabilidad, de alabanza, de belleza, de aroma celestial,… Suspiramos con la cesión de un ínfimo soplo de la virtud profética que, innatamente, poseéis para, así, potenciar nuestra facultad de comprender y distinguir con diáfana claridad los enigmas y misterios que nos colman el ánimo de desasosiego e incertidumbre. Ayudadnos, con vuestro estimulo creador, a distinguir entre verdad y falsedad, evidencia e inquietud, certeza y duda.

La esencia del estimulo creador viene inducido por la fantasía ubicada entre lo divino y lo humano.
Pintura (fragmento) "Apolo y las Musas"-Simón Vouet (1640)
El Argonauta Enmascarado.

| miércoles, noviembre 22, 2006

El pensamiento viaja libremente, indefinidamente. Carece de límites y no hay referencia que nos haga sentir el aliento de la verdadera realidad. Desde la peculiar urna de cristal, que nos protege y resguarda de la sustantividad material, buscamos la pura esencia del pensamiento, prescindiendo de las realidades exteriores. Parece que el concepto de eternidad quisiera hacerse comprensible, sintiéndolo en nuestro interior, saboreando lentamente la simbólica secreción de los resquicios de nuestras construcciones mentales.

Ni el tiempo es perceptible cuando viaja la mente, ni el espacio es mesurable cuando el viaje busca ubicar los límites del infinito.
El Argonauta Enmascarado.

| martes, noviembre 21, 2006

Aunque vivimos en el mundo de los sonidos, el silencio es un estado que, desde el vértice de una percepción abstracta, lo interpretamos simbólicamente. El silencio transita cautivo del delirante mundo de la mirada y el leguaje. Mutismo y oscuridad son inevitable esencia en las entrañas silenciosas del pensamiento.
La ausencia absoluta de sonido es un afán en nuestro interior. Una relativizada quimera. Pero las caras del sonido son numerosas. Muchos empeños encuentran su plenitud gracias al silencio.
El silencio, pues, puede tener forma de soledad, de oscuridad, de musicalidad, de fatalidad, de intencionalidad, de vacío, de liberación, de quietud,…

E incluso en el mundo elegiaco, los silencios tienen perfiles.
Fotografía (fragmento): Cristina Maldonado.
El Argonauta Enmascarado.

| lunes, noviembre 20, 2006

Cabalga el destino por una amalgama de circunstancias, imprevisibles e inevitables, escondidas reiterada y deliberadamente en un espontáneo cruce de caminos que continuamente cuestionan nuestra suerte, abocándonos a la vacilante elección que viene incitada por la experiencia acumulada de antiguos dilemas que, poco a poco, van delimitando el poso del azar y que facilitan la ventaja del anhelado acierto frente al decepcionante fracaso del error.

La experiencia nos hace más intuitivos frente a las encrucijadas de la existencia.
El Argonauta Enmascarado.

| domingo, noviembre 19, 2006

Llegas desde la triste y oscura aflicción para disipar temores y tranquilizar la mente con ráfagas de inmensa armonía y serenidad. Desprendes eternidad por cada ángulo de tu impenetrable consciencia. Estimulas la confianza desde la radiante sinceridad de tus entrañas. Pones la justa cordura en el seno de las desmesuradas pasiones.
Tus suspiros son el destello luminoso de la sabiduría.
Tu claroscuro distribuye y contrasta las luces y las sombras bajo el hechizante reflejo de la sosegada plenitud.
Tu exceso es la temida regresión hacia la aciaga confusión.
El Argonauta Enmascarado.

| sábado, noviembre 18, 2006

Te presentas majestuosamente, provocando, dominando, hechizando y agitando las mareas de nuestros océanos. Tus impulsos son influyo para nuestro aliento. Eres portadora de la pasión desmesurada para embrujar y enamorar. Eres esencia y consciencia. Eres ánima.
Te responsabilizas de nuestros insomnios, cambios de humor, depresiones,… Nosotros, a tu imagen y semejanza, proyectamos en los otros nuestro lado oscuro, aquello que no aceptamos, que no conocemos, aliviando la sangrante úlcera ubicada en nuestro mundo interior.
Lunáticos no son solamente los locos.
Sí, todos somos lunáticos.
¡Viva la locura!
El Argonauta Enmascarado.

| viernes, noviembre 17, 2006

Mar, tu furia ha ido desgastando la arena de su piel y tus vientos han lanzado las espumas de sus insomnios más allá de tu horizonte. Hoy, no deja de mirar tu ímpetu y tu vitalidad intentando aferrarse a tu regazo para mantener viva la luz brillante que despide tu azul marinero en el rostro de las entrañas.
El procura no derramar ni una gota de su turbia y ya difuminada fuerza, para que la puerta del inevitable ocaso no le engulla en la monótona panza del devenir indiferente y repleto de un decepcionante conformismo, invadido por la edad de la voz cansada.

No debe haber rendición alguna ante el ineludible navegar de la comprometida existencia mientras el bajel pirata no llege al puerto de la absoluta certeza.
El Argonauta Enmascarado.

| jueves, noviembre 16, 2006

Muchas veces el grupo censura nuestras acciones con limitaciones que se apartan de la lógica y la razón: los tabúes. Son una forma sutil y despiadada de inculcar en el individuo un sentimiento de culpa al transgredir algunas obligaciones impuestas por la sociedad. Para las clases dominantes (gobiernos, religiones,…) han sido y son una manera de controlar al resto de la colectividad o de marcar jerarquías. De esta forma, prohibiendo ciertas acciones, se han fomentado las desigualdades sociales y se ha tenido un mayor control sobre la comunidad.
Censurar acciones, palabras, pensamientos,… del ser humano, es una forma de construir la moralidad de una cultura, atendiendo a intereses que lesionan la libertad de los grupos más desfavorecidos.
Los tabúes no solo son una forma de dominio de una minoría sobre la mayoría. Esa coacción también existe por el temor a determinadas cosas o situaciones. Es más fácil crear tabúes de aquello que no entendemos, no nos gusta, nos molesta o no dominamos. Consiguientemente, es más práctico inventar eufemismos.
Las sociedades son más libres a medida que se van despojando del yugo de sus límites morales, sociales y culturales.

El Argonauta Enmascarado.

| miércoles, noviembre 15, 2006

Quiero parar un instante y ver la vida pasar. Dejar que las ráfagas de velocidad se abstraigan de mi reposo temporal, en medio de la frenética y absurda competición en que hemos convertido la supervivencia que golpea masoquistamente el espíritu.
Por un momento, quiero parar y observar como corre ese flujo de angustia e incertidumbre que llena de desazón la rutinaria existencia en el absurdo espacio del “becerro de oro”.
Necesito constatar hasta donde hemos llegado. Observar nuestra ingenuidad al procurar complicarnos la existencia con un sinfín de agobios que nos llevan hasta la extenuación.
Hoy, aunque sea por un momento, quiero ver pasar frete a mí el vértigo que provoca este ir y venir, despojándome de la ansiedad y la sinrazón de un mundo con el rumbo equivocado.
El Argonauta Enmascarado.

| martes, noviembre 14, 2006

Objetivamente la vida no tiene sentido. Esto lo constatamos en el devenir de nuestra existencia frente a situaciones extremas, dolorosas, desagradables, problemáticas, injustas,… ¿Qué significado extrínseco tiene todo esto?
Desde luego, desechando el aprovechamiento de los acontecimientos vividos, sin dar sentido a los sucesos, está claro que no significa nada.
Por el contrario, subjetivamente, podemos optar por dar un valor creativo a nuestra existencia de forma que los diferentes sucesos vitales, buenos y malos, nos sirvan para crecer como personas. En este caso la vida puede tomar el significado constructivo de la superación de pruebas. Sentir los sucesos desde las emociones y las diferentes perspectivas. La construcción y el crecimiento de uno mismo, entonces, se convierten en la capacidad de potenciar y dotar de sentido a las emociones y experiencias vividas en beneficio del crecimiento personal.

Cada persona opta por su planteamiento, pero… por el mismo precio, utilizando creativamente nuestra voluntad, pienso, que es más fácil superar los momentos dolorosos y difíciles.

Desde el dolor o la felicidad, siempre hay un camino para explorar y alimentar nuestro mundo interior.
El Argonauta Enmascarado.

| lunes, noviembre 13, 2006

Tú, yo, nosotros. Frente a frente, simétricos y equidistantes. Buscando respuestas dentro de la infinita confusión. Rebasando los límites de la fortaleza humana. Rescatando lucidez. Sosteniendo el alma entre la desesperación del tiempo
y la curiosa aventura del espacio.

Tú, yo, nosotros.
Frente a frente,
simétricos y equidistantes.
“No hay espejo que mejor refleje la imagen del hombre que sus palabras.”- Juan Luis Vives.
El Argonauta Enmascarado.

| domingo, noviembre 12, 2006

En ocasiones el entendimiento queda lleno de incertidumbre cuando intentamos encontrar una salida que explique la facultad innata de inducir o deducir los conceptos, entidades abstractas, imágenes,… Cuándo se aúna el bagaje de lo que se tiene en mente con el proceso mental de “pensar”, el intelecto se convulsiona frente a especulaciones que tienen su fundamento en el propósito de encontrar respuestas que expliquen los mecanismos por los que se inicia esta frenética actividad.
Seguramente, no deben existir las certezas absolutas, entendidas desde nuestra capacidad de procesar información, en tanto en cuanto el intento de encontrar respuestas trascendentales esté impregnado por el subjetivismo de la relatividad.

La dictadura del pensamiento condiciona la acción de “pensar”
Autora de la fotografía (fragmento): Natalie Shau.
El Argonauta Enmascarado.

| sábado, noviembre 11, 2006

Ofrendan mis paisajes,
aroma y flor de azahar,
el silencio de las piedras,
la celeste luz del mar.


...y pinto paisajes para ti,
con los delicados pinceles,
-impregnados de fragancias-,
del vigoroso sentimiento.

Pintura: "Patio de los naranjos"(fragmento)-Santiago Rosiñol.

El Argonauta Enmascarado.

| viernes, noviembre 10, 2006

Las musas derraman su arte en el jardín de los sentidos con intensidad y energía. Los sonidos y silencios se entretejen sucesivamente. Armónicamente van llenando con ímpetu y excitación las esquinas del alma. Nos sitúan en el campo del ferviente receptor de ternura y absorbemos incondicionalmente toda la delicadeza que invierten cuando sus sensaciones acarician nuestra sensibilidad.

Derraman belleza, tranquilidad, serenidad, paz… Son el significado y significante universal que conceptualiza el sentir de su creador y alimentan el espíritu del apasionado receptor.

Como dijo Nietzsche:
“Sin música la vida sería un error”
El Argonauta Enmascarado.

| jueves, noviembre 09, 2006

Instrumentos transmisores y receptores del flujo sensorial. Proyectáis impresiones y sois perceptoras de la información circundante. Catalizadoras de armonía, fervientes indagadoras y transmisoras de ternura.
Vuestro relieve es una ventana del mundo interior que fluye libremente hacia el exterior, mostrando verdades a aquellos que sienten la energía de vuestra presencia y observan los rincones de vuestro paisaje.
Sois símbolo de actividad, de poder, de omnipotencia.
Sois expresividad plástica.
Sois sentimiento.
Sois lenguaje.
Imagen: Manipulación gràfica.
El Argonauta enmascarado.

| miércoles, noviembre 08, 2006


Es difícil cultivar nuestro mundo interior viviendo sumergidos en un universo donde “el becerro de oro” está representado en forma de poder, dinero, egoísmo, injusticia, desigualdades, imposiciones,…Es ese mundo del ”tanto tienes, tanto vales”.
Nuestra voluntad vive condicionada por la manipulación del propio sistema. Intentamos revelarnos. Proponer argumentos racionales a tanto despropósito, pero nuestras revoluciones son engullidas por el propio engendro.
En el estado relacional y social que la humanidad de “arriba del puente” ha impuesto a los que vivimos debajo, es necesario, para llegar más allá de las certezas, abstraerse de la esperpéntica quimera que nos devora.

Para mejorar nuestro mundo, es imprescindible aislarse de la cotidiana realidad que padecemos, imaginando otros pilares que sustenten, con argumentos diferentes, nuestra existencia. Procurando que todos estemos ubicados, con la debida dignidad, “arriba del puente”.
Fotografía (enlace):http://www.flickr.com/photos/mixavier/42421868/
El Argonauta Enmascarado.

| martes, noviembre 07, 2006

A veces escuchamos de madrugada, en la lejanía, las quejas insondables, difuminadas, de unos sueños cargados de lamento. Seguramente son las quejas que vomita la maquinal inconsciencia impregnada por los daños sufridos en el mundo real e insomne. Son sensaciones extrañas provocadas por intangibles paisajes cargados de profunda tiniebla, los cuales intentamos interpretar desde la ladera del anhelo frustrado. Pero es tan fuerte el desasosiego que producen que, con el despertar, su recuerdo deja ese regusto a turbia sensación incomoda.

Las frustraciones nunca se despiden del recuerdo y muchas veces aparecen diluidas en los más profundos sueños.

La voluntad de olvidar nuestros fracasos, casi siempre, juega una partida perdedora con nuestro subconsciente.

El Argonauta Enmascarado.

| lunes, noviembre 06, 2006

Parece ser que de vez en cuando padecemos circunstancias en las que nuestro estado de ánimo está "bajo mínimos". Es probable que este tipo de situaciones tengan que ver con momentos de duda traducida en insatisfacción, en dilemas existenciales, en carencias sentimentales o incluso que la obsesión sea el caballo de batalla de nuestro entendimiento.
En estos trances, pienso, que nos hace falta recibir el mejor de los excesos para nuestra delicada situación: la ternura.
La ternura es el fármaco simbólico para combatir, con notables garantías de éxito, nuestros delicados momentos de desaliento.

La ternura es “la sílaba tónica” de aquellos/as que saben amar.

foto(fragmento): alexey naumov

El Argonauta Enmascarado.

| domingo, noviembre 05, 2006

La rueda del tiempo gira. No fenece nunca su irrefutable rotación. La melancolía dará paso al aletargado conformismo de los recuerdos y, esta a su vez, a la luz, a los colores, a la alegría de las noches de luna llena, al dorado rayo estival y al nocturno reflejo argentado de la luna sobre las cálidas aguas de la inmensidad.
Con resignación, acometeremos nuevamente el incomodo trance de las odiadas despedidas, la triste caducidad de la vida y la inminente preparación de un nuevo letargo. Una rueda sin fin que gira procurando enseñarnos una lección que, seguramente, vamos aprendiendo forzosamente.
Es saludable asumir la imposición de nuestro espacio desde los cuatro rincones del alma.
El Argonauta Enmascarado.

| sábado, noviembre 04, 2006

Algunas veces no escogemos los medios adecuados para alcanzar los objetivos que nos proponemos. Seguramente dejamos de distinguir inteligentemente entre lo bueno y malo de los procedimientos utilizados, nos olvidamos de los argumentos aprendidos con la experiencia para evitar cometer errores y no valoramos la utilidad de los métodos atendiendo a las circunstancias concretas.
En estas situaciones podemos afirmar que estamos actuando precipitadamente. Es una desconsideración, por nuestra parte, a la prudencia.

No es prudente, precipitarse.

El Argonauta Enmascarado.

| viernes, noviembre 03, 2006

La pálida imagen mortecina que el subconsciente propone como perseverante ánimo, solicita al artista que sitúe lucidez en la tela como reacción a este sufrimiento.
Que un estallido de luz, bañado por los colores del arco iris, inspire la sempiterna timidez del virtuoso artífice aligerando su camino.
Que la impetuosa Natura transite por los senderos de este lienzo y que los pinceles sean la fuerza ilustradora del entendimiento.

Hay veces que el estímulo que fluye procurando la fuerza necesaria para producir espontáneamente y sin esfuerzo, lo llamamos y no responde...

Son los misteriosos caprichos de la inspiración.
El Argonauta Enmascarado.

| jueves, noviembre 02, 2006


La cultura no es un concepto estático. Continuamente estamos adaptándonos al medio, de manera que la acumulación de conocimientos y su transmisión a las nuevas generaciones es un proceso cargado de dinamismo y vitalidad. En este sentido, los cambios culturales, al margen de los puramente materiales, (tecnología, medios de producción, tipos de recursos, organización de la actividad social, reglas que rigen las relaciones humanas, etc…) afectan también a aspectos supraestructurales.

La utopía, entendida como todo principio deseable, también contribuye a que la cultura no se interprete como un concepto inmovilista.
Así pues, pienso que no hay evolución cultural sin idealismo. Y esta valoración está por encima de todo planteamiento meramente estructural y material.

El Argonauta enmascarado.

| miércoles, noviembre 01, 2006

Seguimos buscando la panacea universal, ese principio necesario para dar respuesta a tantas cuestiones que se quedan en meras piedras vulgares, sin atisbos que insinúen ningún inicio de transformación noble. Es una necesidad inevitable encontrar ese saber profundo que haga más comprensible la existencia y que de valor y sentido a la acción humana.

El elixir, con propiedades extraordinarias, capaz de garantizarnos la clarividencia eterna. La piedra del conocimiento que nos guíe hacia la verdad pura de todas certezas.

Detalle: William Fettes Douglas-"The_Alchemist".

El Argonauta Enmascarado.

© 2007 SENDALITERARTE | Blogger Template by GeckoandFly originally developed by Phu Ly

Estadisticas y contadores web gratis
Oposiciones Masters