<!-- --><style type="text/css">@import url(https://www.blogger.com/static/v1/v-css/navbar/3334278262-classic.css); div.b-mobile {display:none;} </style> </head><body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d35251511\x26blogName\x3dSENDALITERARTE\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://sendaliterarte.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://sendaliterarte.blogspot.com/\x26vt\x3d5498702722986486159', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>
| jueves, febrero 22, 2007

Buscar la paz personal pasa por comprender que no somos el ombligo de nada. No podemos pensar que todos deben interpretar las cosas de la misma forma y tal como nosotros queremos que se descifren. Es imprescindible comprender esta premisa para poder poner un poco de paz en el ajetreado mar de nuestras inquietudes. Debemos entender que nuestras interpretaciones no son exclusivas y que otras personas pueden funcionar a partir de puntos de vista diferentes al nuestro. El dominio, que creemos tener, del mundo que nos rodea, en numerosas ocasiones, por medio de contradicciones y desconciertos, nos recuerda que no es tan grande y absoluto como nos puede parecer. No podemos llenar de serenidad nuestra vida si pensamos que, siempre, el problema es de la otra persona.

Otorgarse la razón absoluta no es el camino más adecuado para favorecer la tranquilidad personal
.
El Argonauta Enmascarado.

| martes, febrero 20, 2007

Hoy se pretende integrar el sector financiero y económico a nivel mundial. El proceso tecnológico, los cambios geopolíticos y una ideología dominante fundada en la regulación del mercado, va encaminado hacia un objetivo consistente en aumentar el rendimiento del capital.
Vivir pues, hoy en la sociedad del conocimiento, bajo una transformación del trabajo más flexible y móvil. Y aumentando cada vez más la exclusión social, provoca la dificultad a la hora de integrarse en esta sociedad creada por un mundo dominado por el cruel capitalismo.
Si todos estos argumentos generan las mayores injusticias sociales y, en consecuencia, el continuo deterioro de los derechos humanos, ¿Cómo podemos estar hablando de globalización, si antes no solventamos los abusos y atropellos que mantienen esa globalidad excluyente?
Este proceso de integración, seguramente, pretende mantener el estado de injusticia social permanente de la otra Humanidad, para no ver peligrar el poder y dominio de aquellos que no están dispuestos a ceder ni un ápice respecto a la parcela de sus privilegios.

El Argonauta Enmascarado.

Bajo el influjo de tu presencia desaparece todo atisbo de incertidumbre a la hora de asegurarse el éxito de cualquier acto. Suavizas el entendimiento ante la necesidad de predecir resultados, simplificando la comprensión del comportamiento humano.
Necesitamos creer en tu capacidad para conseguir ese grado de tranquilidad frente a determinadas situaciones y pensamientos. Cuando las acciones suceden atendiendo a la previsión que da tu presencia, podemos afirmar que llenamos de firmeza y seguridad el deseo de que los acontecimientos se produzcan y funcionen adecuadamente.

La confianza llena de tranquilidad la posible inquietud ante determinadas conductas.
El Argonauta Enmascarado.

| viernes, febrero 16, 2007

Las ideas moran organizadas en nuestro espacio mental, realizando constructos que tienen su sustento en el mágico cosmos de la fantasía, elaborado bajo los aromáticos efluvios de la espontaneidad. También ocurre que, de forma natural, surgen –las mencionadas representaciones- a partir de las propias leyes naturales. Es una forma de experimentar la realidad, tomando en consideración nuestras creencias sobre la permanencia de las cosas. Y bañando, esa creencia, en las aguas de la causalidad.
Así, por lo menos, lo entendía el filósofo y pensador David Hume.

La imaginación es el motor que alimenta nuestro potencial creador.
El Argonauta Enmascarado.

| lunes, febrero 12, 2007

Tom Kirkwood, gerontólogo de la Universidad de Newcastle, en sus revolucionarios estudios afirma: “No estamos programados para morir”. Realmente es un tanto arriesgado, en un principio, asumir tal afirmación, pero a medida que vas leyendo sus argumentaciones empiezas a cuestionarte aquello de una muerte programada.
Efectivamente, entender el envejecimiento, pasa hoy por aceptar que no existe ningún programa para morir. Examinando a la persona agónica, realmente vemos que sus células intentan que el cuerpo siga vivo. No se rinde. De hecho, ciertamente, algunos órganos (corazón, riñón,…) siguen vivos durante unas horas, hasta el punto de sobrevivir si se introducen en un cuerpo activo. Otra cuestión es que, a medida que envejecemos, es más difícil conseguir sobrevivir.

Con estos planteamientos sumergidos en el campo de la ciencia, ¿podrá el mundo salir airoso frente al hermetismo de ciertos postulados emitidos desde la órbita del pensamiento metafísico?
El Argonauta Enmascarado.

| domingo, febrero 11, 2007

Los espacios están repletos de falta de autoestima. El mundo de hoy se mueve elaborando imágenes huecas que representan aquello que se desearía ser o tener, hasta el punto de constituir, este planteamiento, una especie de valor, que en muchos espacios sociales, es considerado eficaz a la hora de abordar el campo de las relaciones humanas.
Normalmente, son representaciones alejadas de la realidad. Es la esencia de una sociedad donde las fragancias de la simulación y el disimulo impregnan el conjunto de reglas necesarias para moverse por el mundo.
Es una manifestación que deliberadamente y habitualmente pretende mostrar la bondad, cuando en realidad lo que se piensa es algo que no concuerda con lo dejado entender.
Actuar fingiendo cualidades o sentimientos contrarios a los que verdaderamente se experimentan, nos deja en una pobre situación a la hora de reafirmar nuestro aprecio como personas, hasta el punto de “vender al diablo” el propio criterio, ideología,... Cambiar la sinceridad por la más pura y dura mojigatería.

El mayor peligro de una persona está en su humildad fingida y en la simulación de sentirse moralmente escandalizada.
El Argonauta Enmascarado.

| jueves, febrero 08, 2007

Cuando no logramos hacernos entender, podemos llegar a sentir el gusto amargo de la impotencia. Convertir en agua y aceite los pilares que sustentan los argumentos de dos personas, frente a frente, incapacita la disolución argumental bajo un constante desgaste emocional que no lleva a ningún resultado favorable.
Fluyen las tensiones, llenando de fuego abrasador las palabras, y fuerzan, en contra de las voluntades, comunicados cargados de tensa ansiedad hacia el receptor.

Las razones nunca son absolutas, en mayor o menor grado, las razones se comparten.
El Argonauta Enmascarado.

| miércoles, febrero 07, 2007

Mientras quede un ápice de aliento, es fundamental luchar por aquello que, ideológicamente, alimenta nuestra existencia.
Hay que seguir denunciando tantas y tantas cosas, que hacen de este espacio habitado un lugar manipulado por unos pocos y soportado por unos muchos.
En el espíritu combativo de la sociedad civil está la única fuerza capaz de cambiar la dinámica de esta forma de pasear nuestra existencia.
Los adoctrinamientos camuflados en bienaventuranzas éticas y morales, así como la fe incondicional frente a mágicos personajes capaces de atenazar con sus garras la justificada debilidad de todo aquel temeroso de lo incomprensible y misterioso, prometiendo paraísos, eternidades, etc., nos deja en una situación desfavorable frente a aquellos pocos que pretenden seguir dominando y manipulando los hilos que mueven los resortes de ese mundo fabricado para sustentar sus propios intereses.

Sin misteriosos e interesados argumentos, todos tenemos el mismo derecho a disfrutar y gestionar nuestro espacio vital, desde los postulados de la tolerancia, igualdad y solidaridad.
El Argonauta Enmascarado.

| martes, febrero 06, 2007

El tiempo nos devora las inquietudes sin dejarnos el suficiente espacio para poder realizar todo aquello que sentimos como una necesidad esencial. Cada vez que vamos avanzando nuestra existencia en el calendario, presentimos que tenemos menos tiempo que perder. Queremos, con mayor urgencia, hacer de nuestra vida algo que nos proporcione la satisfacción de no sentir que desperdiciamos el tiempo. Y también precisamos percibir con la máxima intensidad posible todo lo que el presente nos proporciona.

Una vez alcanzada la cima, la rapidez de la bajada concede menos oportunidades para desperdiciar el tiempo.
El Argonauta Enmascarado.

| lunes, febrero 05, 2007

Nuestro sentido sigue su senda bajo la comprensiva conciencia del bien y el mal. Continuamente vivimos procurando valoraciones de los diversos hechos o situaciones, intentando mover nuestra voluntad por medio de representaciones racionales válidas para todo aquel ser que pretende seguir los postulados de la lógica.
Si el contenido de nuestros actos, así como los aspectos que lo determinan, la intención y el motivo que pretende como fin, son buenos, podremos valorar nuestros hechos como buenos. Basta con que uno de estos elementos falle, será, entonces, causa más que suficiente para definir la no bondad de los mismos.

La razón y los sentimientos concretan nuestra tendencia hacia el bien o el mal, en función de la interpretación veraz o falsa de la moralidad.
El Argonauta Enmascarado.

© 2007 SENDALITERARTE | Blogger Template by GeckoandFly originally developed by Phu Ly

Estadisticas y contadores web gratis
Oposiciones Masters