<!-- --><style type="text/css">@import url(https://www.blogger.com/static/v1/v-css/navbar/3334278262-classic.css); div.b-mobile {display:none;} </style> </head><body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d35251511\x26blogName\x3dSENDALITERARTE\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://sendaliterarte.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://sendaliterarte.blogspot.com/\x26vt\x3d5498702722986486159', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>
| lunes, septiembre 24, 2007

Deambulamos por este mundo amasando un modo de ignorancia que va más allá del significado tradicional de falta de cultura y ciencia. Desde los principios de nuestra presencia, vamos adquiriendo y almacenando el conocimiento imprescindible capaz de llevarnos a esa necesidad imperiosa de cuestionar todo aquello relacionado con nuestra existencia. Somos ignorantes a la hora de explicar todo lo que tiene que ver con el significado de la vida. Es una ignorancia que nos aboca a la búsqueda de respuestas que, con ayuda del intelecto y la intuición, propias de nuestra condición, basamos finalmente en hipótesis extraídas del propio conocimiento. Es un estado mental que huye de las evidencias.

Ante lo abstracto, elevado y difícil de comprender, explicar la esencia del propio ser es una continua lucha, seguramente estéril, por salir de ese estado de ignorancia permanente.

El Argonauta Enmascarado.

| lunes, septiembre 17, 2007

Nuestra existencia está ocupada por el universo de la creencia. Creemos empíricamente cuando todo nuestro conocimiento nos induce a reflexionar, atendiendo a unos postulados que nuestro pensamiento asume como ciertos. Pero creer también supone formular hipótesis bajo el amparo de convencimientos que van más allá de toda certeza.
Cada persona interpreta los contenidos de su propia “base de datos”, de manera que conceptos tan abstractos como la felicidad, son mesurados en función del bagaje cultural e intelectual que poseemos. Las creencias entendidas como puro idealismo son tan dispares en cada individuo como dispares son las necesidades subjetivas.

Cada persona construye su propia percepción de la felicidad.

El Argonauta Enmascarado.

| martes, septiembre 11, 2007

Comúnmente la avaricia se define como ese afán de codicia que hace a las personas que, por desgracia, sufren de esta flaqueza se priven incluso de lo necesario con tal de engrandecerla. Hablar de “necesario” vulgarmente es hablar de cosas materiales, pero ¿qué ocurre cuando trasladamos este contenido al ámbito de la abstracción, del sentimiento?
Si consideramos que nuestro mundo interior debe funcionar con unos mínimos “necesarios” y si pretendemos no caer en la flaqueza de la avaricia inmaterial, no debemos dudar en ser generosos incluso con nuestras necesidades abstractas.

La avaricia inmaterial también destruye las sendas que vamos trazando para intentar ser felices.
El Argonauta Enmascarado.

| domingo, septiembre 09, 2007

Los tentáculos de la dimensión temporal nos tienen atrapados de forma tal que es inevitable no hacer uso del recuerdo como recurso capaz de procurarnos el placer de saborear los buenos momentos de nuestra existencia. El presente está en continuo movimiento, de manera que la percepción de la momentánea felicidad no puede sentirse de otra forma que por medio del recuerdo inmediato. La imagen móvil de la eternidad solamente alimenta nuestras sensaciones cuando su concepto se convierte en placentera evocación.
Por desgracia, nuestra retentiva también esta llena de sensaciones presentes que pasan desagradables y alejadas de eso que llamamos felicidad.
Saborear la parte positiva de este mecanismo es, pienso, la mejor manera de comprender y disfrutar el sentido de nuestra existencia.
Vivir el presente no es más que saborear las sensaciones positivas de la vida mediante ese “recuerdo inmediato”.

El presente es una falsa ilusión del continuo deambular del tiempo.

El argonauta Enmascarado.

© 2007 SENDALITERARTE | Blogger Template by GeckoandFly originally developed by Phu Ly

Estadisticas y contadores web gratis
Oposiciones Masters