<!-- --><style type="text/css">@import url(https://www.blogger.com/static/v1/v-css/navbar/3334278262-classic.css); div.b-mobile {display:none;} </style> </head><body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d35251511\x26blogName\x3dSENDALITERARTE\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://sendaliterarte.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://sendaliterarte.blogspot.com/\x26vt\x3d5498702722986486159', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>
| lunes, diciembre 17, 2007

Seguramente es difícil romper con esa desconfianza que nos inunda en el momento que alguien intenta ayudar sin obtener nada a cambio. No es usual, en nuestra sociedad, entender el altruismo sin desconfianza. Nuestras leyes y principios siguen una camino guiado hacia intereses que se apartan de todos aquellos valores que hace peligrar los engranajes propios de una colectividad dirigida hacia unos propósitos muy concretos y beneficiosos para unos pocos privilegiados que pretenden, con sus estrategias, mantener un poder deliberadamente marginal con respecto al grueso de la sociedad civil.
Hoy, la generosidad es un valor exclusivo de aquellos que la practican y que, seguramente, pretenden sentirse bien. No pertenecen a esa élite poderosa y despreciable. Más bien su grandeza de carácter es la que los convierte en auténticos valedores de todo aquello que merece la pena preservar, para seguir noblemente la eterna búsqueda de la ansiada felicidad.

La desobediencia civil empieza ejerciendo la generosidad. No solo hay que practicarla, también hay que saber comprenderla.
El Argonauta Enmascarado.

| martes, diciembre 04, 2007

Los pensamientos vienen hurgando en nuestro interior intentando dar respuestas a tantas incógnitas sin sentido. Es indiferente el matiz que pueden reflejar, según nuestro posicionamiento. Hay quien intenta buscar esas respuestas justificándolas con la existencia de un dios que derrama su entendimiento bajo el sustento de una incondicional fe. Otros basan la búsqueda de respuestas en un hermético viso científico. Hay quien hace uso de los dos posicionamientos a la vez.
Sendas diferentes llevan a una misma realidad: seguir buscando ese sentido existencial que solamente es tangible por el hecho de sentir e intentar utilizar nuestro instinto de supervivencia para huir de la indiferencia.
La indiferencia como posicionamiento es el espejismo de nuestros miedos.
El Argonauta Enmascarado.

© 2007 SENDALITERARTE | Blogger Template by GeckoandFly originally developed by Phu Ly

Estadisticas y contadores web gratis
Oposiciones Masters