<!-- --><style type="text/css">@import url(https://www.blogger.com/static/v1/v-css/navbar/3334278262-classic.css); div.b-mobile {display:none;} </style> </head><body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d35251511\x26blogName\x3dSENDALITERARTE\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://sendaliterarte.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://sendaliterarte.blogspot.com/\x26vt\x3d5498702722986486159', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>
| miércoles, enero 31, 2007

¿Qué misterio es aquel
que sin pedir permiso a nadie
va esculpiendo pasiones
y aireando soledades,
estampando en un papel
la belleza de un discurso
que sale del coralino ánimo
entre quimera y verdad.?

¿Qué misterio es aquel
que sin pedir permiso a nadie
va proclamando minucia
de espejo y brisa de mar.
O dibujando paisajes
del entendimiento humano
sin más miedo ni censura
que las ganas de gritar.?

¿Qué misterio es aquel
que sin pedir permiso a nadie
construye con la palabra
el lecho de una canción,
abriendo puertas de dudas,
de inquietudes, de nostalgias,
camuflando los ”te quiero”
o gritando compasión.?

¿Qué misterio es aquel
que sin pedir permiso a nadie
va expresando los temores,
que enterramos en la piel.
Hechizando melodías,
perceptibles voluntades,
que golpean vigorosas
los renglones del papel.?


El Argonauta Enmascarado.

| martes, enero 30, 2007

Circulan los conceptos por las mentes, convergiendo en figuras, imágenes,… pretendiendo exteriorizar pensamientos, ideas,… procurando que se produzcan con contundente rapidez las respuestas, fruto de las dinámicas comprensiones. Representáis indistintamente realidades o elementos que no guardan similitudes con la sustantividad. Vuestro valor se determina por la eficacia con que penetráis en el entendimiento humano.

La interpretación de la imagen asociada, induce a la comprensión de la totalidad conceptual.
El Argonauta Enmascarado.

| lunes, enero 29, 2007

El porvenir vendrá lleno de frutos nacidos de las semillas que sembremos repletas de esos nuevos argumentos que sean la base formativa de los futuros responsables del planeta. Seguramente los venideros Bush, Putin, Aznar, Zapatero, Rajoy,… serán personas que, ojala, tengan una concepción diferente de lo que realmente vale la pena para sentirnos bien como seres humanos. Habrá que desterrar el "tanto tienes, tanto vales". Será importante que la escala de valores que hoy percibimos como utópica se convierta en una realidad que mejore la vida y nos induzca a una existencia pacífica, coherente con el medio ambiente, y lo más importante, alejada de ese poso cargado de remordimientos producido por las malas conciencias ávidas de riqueza y poder.
Ni las religiones, ni los sistemas políticos, ni los intereses económicos deberán someter o manipular nuestra libertad responsable. Cada uno será lo que quiera ser bajo el manto del respeto mutuo
Por cada niño o niña que hoy plante un árbol, repudie los abusos de poder, denuncie las injusticias o ensalce la tolerancia, mañana habrá un alto cargo que no destruirá el medio ambiente para su propio beneficio, no tendrá ansias de gran dictador, no fomentará una justicia partidista y no pintará su falsa benevolencia con el pincel de la hipocresía.

Las actitudes que hoy proclamemos desde los postulados de la educación, forjarán los cimientos de un futuro mejor para las generaciones venideras. Ese, pienso, debe ser nuestro mejor legado.
Las grandes utopías crean las bases de futuras realidades.
El Argonauta Enmascardo.

| domingo, enero 28, 2007

A menudo nos obcecamos en que las cosas sean tal como nosotros queremos e intentamos jugar una partida desproporcionada con el destino, pensando que tenemos un poker de ases donde no hay más que cartas que no ligan. El resultado es, sin duda, una sensación de infelicidad y malestar anímico que nos quema por dentro.
Esa fuerza desconocida que actúa de forma inevitable sobre las personas y los acontecimientos, nunca debe ser cuestionada, pues la misma duda o disputa no es más que el producto, también, del propio sino.

Siempre me he preguntado: ¿Ir contra el destino es una consecuencia del azar? O… realmente, ¿podemos luchar contra él?
El Argonauta Enmascarado.
Nota aclaratoria.- Cuando me refiero a fuerza desconocida, en ningún momento me estoy refiriendo a la fuerza divina. Se debe entender como: fuerza desconocida= destino (Cósmico). Es como cuestionar si el electrón puede desviarse de la órbita predeterminada o algo así.

| miércoles, enero 24, 2007

Estampo vocablos insolubles en indiferencia
-cristalinos manantiales de lamento-
que van esculpiendo –peculiar documento-
el inefable relieve de la fugaz existencia.

Declino pensares, silencios, querencias,
procurando sobrevivir al tenaz intento.
Con furtivos ambages de perspicaz discurso,
perfilando voy original fermento.

Y la palabra fluye, ávida impaciencia,
–manantial intenso- con sutil atuendo,
rogando respuestas, solemnes sentencias,

a los cuatro vientos, con ferviente urgencia,
con vivaz destello, aireo reflejos.
Son piedras preciosas de mi pertenencia.
El Argonauta Enmascarado.

| martes, enero 23, 2007

Con los primeros rayos solares, la luz empezaba a colarse por los orificios de la persiana de su habitación. La penumbra, agujereada por las circulares y radiantes proyecciones de la claridad, difuminaba un pie desnudo que se escurría fuera del cálido manto del edredón.
A medida que la luz iba despejando incógnitas, la realidad se desnudaba ante sus ojos. Un paisaje desolador. El caos en la habitación era total. No quedaba ni un solo rincón capaz de mitigar la desazón producida por el desorden de la estancia.
En la pantalla del ordenador, una ventana abierta aguardaba que alguien accionara el botón de "aceptar", con un pequeño mensaje en el recuadro:
“ ¿Desea activar las subrutinas que provocan la modificación de su conducta?”
El Argonauta Enmascarado.

| lunes, enero 22, 2007

Puertas hacia el mundo de los horizontes, que con cierta añoranza comunicáis nuestro espacio con el universo. Marcáis la frontera entre un territorio gobernado por nuestras propias leyes, es el estado inherente, nuestro reino,…
Donde todo tiene razón de ser desde la perspectiva personal, preservando del exterior, el territorio cautivo de las intimidades. Vuestra proyección, frente a la abstracción del pensamiento, nos transporta al misterioso viajar de los anhelados sueños. El futuro solo se comprende desde vuestra abertura. El desacierto que provoca la clausura del mentado ojal, incita a que nuestros interiores huyan enfermizamente de las realidades.

Una ventana cerrada, proclama la tristeza hostigada por la herida de una renuncia.
El Argonauta Enmascarado.

| viernes, enero 19, 2007

Los timbales redoblan inquietantes. La intriga y curiosidad inundan la alcoba interior de nuestras sensaciones. No es posible la marcha atrás y es difícil describir la agridulce angustia que provoca la espera ante el desenlace. El tiempo, que en otras circunstancias pasa casi inapreciable y sin el recuerdo consciente de su latir, es ahora un persistente y machacón actor capaz de hacernos percibir su eterno transcurrir, bajo los permanentes "tic-tacs" de su regular y simbólico pendular. Así pocos segundos son ahora eternidades que provocan una desmesurada expectación.

Los nuevos escenarios vitales siempre alzan su telón bajo la agitación y nerviosismo que provoca lo desconocido.

El Argonauta Enmascarado.

| jueves, enero 18, 2007


La arcaica fuerza de tus dictámenes engrandece tu poder y las sentencias de tus impresiones. Eres la última instancia para constatar las realidades, las existencias, las verdades. Para encauzar el conocimiento, que nunca llegamos a entender plenamente, ni siquiera tocándolo.
Tu placer invade nuestro campo personal y nos haces amar el agrado de tu presencia.
Tu plenitud es proximidad y nos enseña la delicadeza. Nos argumentas la capacidad de percibir desde la pasividad y posibilitas la experiencia de hacer sentir desde la actividad.
La brisa de una caricia es la sigilosa forma de trasmitir ternura.
El Argonauta Enmascarado.

| miércoles, enero 17, 2007

Muchas veces las referencias nos juegan una mala pasada y emitimos juicios erróneos al no haber interpretado adecuadamente respecto a que consideración acuñamos nuestras valoraciones. Seguramente hay que tener muy claro que no pueden existir leyes universales a la hora de manifestar una estimación personal relacionada con situaciones concretas de nuestra existencia. No todos sentimos ni desciframos lo que acontece a nuestro alrededor de la misma forma. El rayo de las deducciones no se refracta igual para todos. Todo está, por suerte, pienso, lleno de subjetivismo y eso nos hace únicos e irrepetibles.

Para la hormiga el rocío es una inundación. (Proverbio)
El Argonauta Enmascarado.

| martes, enero 16, 2007

La materia manifiesta su esplendor emergiendo de las aguas fronterizas que limitan los espacios ocupados por el orden y el caos. Aspecto indefinible, agradable a los sentidos, provocando un estallido de placer. Armonía y sensibilidad que llena de emoción nuestro universo. Inspiradora de admiración y disfrute.

La belleza despierta y alimenta nuestro deleite espiritual.

El Argonauta Enmascarado.

| lunes, enero 15, 2007

Existe un sin vivir incrustado en la piel de algunas personas que es capaz de crear una desmesurada adicción. Es una desfachatez, según lo efímero de la existencia, perder el tiempo fomentando esa tristeza por el bien ajeno. Alimentar el sentimiento desagradable que se produce al percibir en el otro algo que se desea, es una manera de limitar nuestro crecimiento personal y llenar de impedimentos la relación con los demás.
Sufriendo dicho quebranto capital, provocamos una mezcla de emociones contradictorias que solamente nos conducen a avivar ese triste sentimiento de desear lo que no se tiene y vivir continuamente bajo el maléfico influjo de las inútiles comparaciones, desaprovechando así gran parte de nuestras energías, desarrollando aspectos nocivos para nuestro subjetivismo.

La envidia nos despoja de tesoros importantes como la empatía, comprensión y solidaridad.
El Argonauta Enmascarado.

| domingo, enero 14, 2007

La inclinación de nuestro ánimo hace que demos respuestas en función de lo que pensamos, sentimos y manifestamos. Conducta, emociones y conocimiento son elementos, pues, imprescindibles para poder proclamar la disposición de nuestras intenciones y voluntades.
Hay veces que los tres elementos entran en contradicción por no pensar, sentir y actuar siguiendo criterios similares. El componente cognitivo difiere del conductual.
Así, creo, provocamos esos conflictos internos que, en numerosas ocasiones padecemos, y que siembran de inquietud y malestar nuestra conciencia.

La coherencia, a la hora de manifestar nuestro talante, viene definida por la perfecta correspondencia de nuestro componente cognitivo y conductual.

El Argonauta Enmascarado.

| viernes, enero 12, 2007

Mirando el horizonte de nuestros actos desde la perspectiva del bien, estamos llenando de coherencia la defensa de nuestra rectitud de comportamiento. Es necesario trasmitir y recibir aliento y entusiasmo y valernos del mutuo compromiso de la amistad, para así contribuir decididamente a la mejora de las relaciones humanas y, seguramente también, ayudar a erradicar ese excesivo aprecio personalista, característico de la sociedad que nos ha tocado vivir.
Hay que darse sin temor a ser defraudados. Desinteresadamente, sin pedir nada que no se obtenga desde los argumentos procedentes de la inclinación natural hacia el bien.

Es más fácil lograr la integridad personal desde los postulados de la bondad.
El Argonauta Enmascarado.

| jueves, enero 11, 2007

Se determinan las trayectorias al amparo de aquello que marca nuestro empeño. La persona, tanto a nivel interno como externo, debe precisar sus acciones en función de su voluntad a la hora de dirigir sus actos. Necesita marcar aspiraciones que espera lograr. Son objetivos salpicados por el aroma de la perseverancia y la constancia. Es un fluir de intenciones que pretendemos llevar a buen puerto. Es la tenacidad, la que debe alumbrar nuestras metas con el único propósito de intentar llegar a todo aquello que pretendemos. Y con la única barrera que nuestras razonables limitaciones propongan.

La convicción y consistencia de la determinación que manifestamos frente a los objetivos vitales, llena de solidez nuestro proceder.
El Argonauta Enmascarado.

| miércoles, enero 10, 2007

Por las superficies de la vida van transitando comportamientos, que en algunas ocasiones no corresponden con la realidad del sentimiento. Es difícil que esta forma de proceder sea conocida por las personas, incluso muy cercanas a nosotros. Procuramos camuflar cualquier atisbo que nos delate. Seguramente lo que subyace tras esas conductas sean miedos, silencios, tristezas o simplemente una celosa manera de guardar las interioridades.

Hay veces que ocultamos mundos por temor a no ser comprendidos.
El Argonauta Enmascarado.

| martes, enero 09, 2007

Es conveniente no dejar que nuestro bagaje sea un inapreciable deambular por la vida, dejando no más que una estela de indiferencia.
Es necesario servirse de un impulso capaz de hacernos sentir que vale la pena el compromiso contraído con nuestra conciencia. Es importante y gratificante que nuestras acciones estén llenas de sentido.
Todo debe fluir hacia ese objetivo consistente en mejorar el legado recibido. Es la mejor forma de fundamentar la existencia, procurándonos la tranquilidad de conciencia y bienestar interior.
Es fundamental que los criterios empleados para sustentar nuestros actos sirvan para potenciar la honestidad y autenticidad de nuestras pautas de conducta.

Cuando comprometemos nuestro pensamiento, llenamos de valor y relevante contenido nuestros actos.

El Argonauta Enmascarado.

| lunes, enero 08, 2007

Los elementos se conjugan armónicamente desde el vértice del vacio. Composición melancólica que llena de pesar el sentimiento del espacio carente. Lugar deshabitado que nos induce persistentemente hacia una tendencia de permanente pesadumbre. Carencia y privación de necesidades que alimentan el espíritu, evocando el recuerdo transformado en añoranza.
Espacio desocupado, despojado de sutiles y vaporosos elementos capaces de provocar y accionar el complicado engranaje de nuestro estado de ánimo.

Las heridas de la ausencia supuran segun la significativa intensidad que provoca el hueco que dejan.

El Argonauta Enmascarado.


| domingo, enero 07, 2007

Fluyen las ideas y los posicionamientos con respecto a situaciones de la vida en las que hay que tomar decisiones. Parece ser que en demasiadas ocasiones las resoluciones se toman atendiendo criterios que agudizan desmesuradamente el propio interés, aunque para ello dejemos de un lado el de los demás. Es esa errónea forma de manifestar descaradamente un excesivo aprecio personal frente al ejemplar concepto entendido como altruismo. Esa diligencia por procurar el bien ajeno, por convicción, sin pedir nada a cambio, empieza a ser una angustiosa quimera que tambalea, entre otros, los cimientos de la amistad.

Si nos saciamos de idealismo, seguramente estaremos sembrando la vida de generosidad.
El Argonauta Enmascarado.

| jueves, enero 04, 2007

Buscando respuestas en la piel. Intentando levantar pasiones. Disfrutando la facultad de la sensualidad desde el corazón de los sentidos, buscando el manantial de delicadeza que fluye en la fuente de la expresividad, provocando atracción y reacción ante el magnetismo personal y envolvente de su concupiscencia.

La sensualidad alimenta el pensamiento positivo que ilumina los deseos y aviva las emociones.
El Argonauta Enmascarado.

| miércoles, enero 03, 2007

Se van proyectando las imágenes guardadas celosamente en el baúl de los destinos. El supuesto azar va ordenando y asignando las eventualidades a las diferentes acciones y sucesos. Todo parece estar preparado según los códigos de la causalidad y el efecto, que luchan contra los argumentos de la fortuna.
Según algún guión escrito en su momento, cabe pensar que el azar es una ilusión perversa de algo que en realidad tiene señas, rumbo y dirección, aunque la fuerza que actúa inevitablemente sobre las personas y los acontecimientos sea incomprensible e inexplicable.

Quizá, pueda ser, confundamos el azar con la incomprensión y desconocimiento de muchas situaciones inalcanzables mentalmente, vinculadas con la causa-efecto de los fenómenos que acontecen a nuestro alrededor.
El Argonauta Enmascarado.

| martes, enero 02, 2007

Evocador jardín de ensoñaciones que pretende difuminar imágenes para alimentar nuestro mundo onírico con las viandas de la ilusión y las portentosas maravillas del otro lado del espejo. Enfrentados a la certeza de las realidades, vamos creando, en la luminosa y ardiente imaginación, el calor y color necesario para seguir construyendo esos argumentos intrínsecos que nos ayudan a sentir la vida más allá, en muchas ocasiones, de las aburridas evidencias.

Imaginar lo desconocido es otra manera de viajar por los senderos que nutren nuestra creatividad.
El Argonauta Enmascarado.

© 2007 SENDALITERARTE | Blogger Template by GeckoandFly originally developed by Phu Ly

Estadisticas y contadores web gratis
Oposiciones Masters