<!-- --><style type="text/css">@import url(https://www.blogger.com/static/v1/v-css/navbar/3334278262-classic.css); div.b-mobile {display:none;} </style> </head><body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d35251511\x26blogName\x3dSENDALITERARTE\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://sendaliterarte.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://sendaliterarte.blogspot.com/\x26vt\x3d5498702722986486159', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>
| viernes, diciembre 29, 2006

Seguramente el 2006 no ha sido el mejor año de mi vida, pero tampoco el peor. Siempre se desea lo mejor. Para mi lo mejor es que el 2007 no sea peor que el 2006. Y que si hay licencia abierta para solicitar deseos, yo anhelo que en el nuevo año:

Seamos abrigados con el manto de la salud.
Seamos untados con el elixir de la paz.
Seamos sanados con el brebaje de la tolerancia.
Seamos decorados con los pinceles de la alegría.
Seamos saciados con los majares de la justicia.
Seamos condecorados con la insignia de la amistad.
Seamos abatidos con las balas del amor.
Seamos pintados con los colores de la libertad.
Seamos castigados con el deleite del placer.
Seamos condenados con el veredicto de la felicidad.
Seamos maltratados con las acciones de la prudencia.
Seamos castigados con los efluvios del optimismo.
Seamos contagiados con el virus de la generosidad.
Seamos dominados con las armas de la coherencia.
Seamos embestidos con el ímpetu de la superación.
Seamos iluminados con los rayos de la honestidad.
Seamos…

Que cada persona sea lo que quiera ser para sentirse bien consigo misma y con los demás.

Con este post despido el año. Deseo, de todo corazón, que el 2007 sea el mejor año de vuestras vidas y deciros que os sigo esperando aquí, en SENDALITERARTE, para continuar compartiendo reflexiones sobre todo aquello que continua sin dejarnos indiferentes.
Un abrazo y FELIZ AÑO NUEVO.

Amb aquest post acomiade l'any. Desitge, de tot cor, que el 2007 siga el millor any de les vostres vides i dir-vos que vos seguisc esperant ací, en SENDALITERARTE, per a continuar compartint reflexions sobretot allò que contínua sense deixar-nos indiferents.
Un abraç i FELIÇ ANY NOU.

El Argonauta Enmascarado.

| miércoles, diciembre 27, 2006

Y el tiempo pasó. Las lunas fueron llenando de silencios los rincones del alma y la frente fue marchitándose. Efectivamente, sus sienes se fueron plateando con el paso de los días y hoy piensa en lo efímero que es el tiempo. La fugacidad de la existencia la siente como el viento del invierno clavando sus puñales fríos en las entrañas del recuerdo.
Los años han dejado la sabiduría del sufrimiento y el alivio de las resignaciones. Pero cada segundo que bebe, deja menos líquido en el vaso de la vida. Cada vez siente más cerca las vísperas de lo inevitable. Y al día de hoy, la única realidad válida que puede verificar es que está rodeado de misterios incomprensibles, más allá de la condición humana.

Ni el sufrimiento, seguramente, es motivo suficiente para dejar de afirmar que, a pesar de todo, ha valido la pena la experiencia de existir.
El Argonauta Enmascarado.

| martes, diciembre 26, 2006

Seguimos danzando pasionalmente sobre las brasas de nuestros sentimientos que, vehementemente, despliegan la incandescente insistencia de nuestro corazón. La razón toma un segundo plano. No responde frente al incontrolado frenesí de nuestras lujurias. El deseo, ávidamente, impregna el ambiente, procurando que la fuerza de la insistente querencia juegue una partida con la vida, dejándose llevar por el instinto que mueve indeliberadamente la voluntad personal e intransferible.

La pasión danza sobre el ardiente manto de la voluntad racional y la irracionalidad del instinto.
El Argonauta Enmascarado.

| domingo, diciembre 24, 2006

Desde el azul Mediterráneo, quiero desearos a tosdos los y las visitantes de SENDALITERARTE una muy feliz NAVIDAD y todo lo mejor para el 2007. Que el consumismo desmesurado de estos días nos haga reflexionar sobre el contradictorio sentido navideño.
Pero por encima de todo, la Navidad siempre será una entrañable celebración propicia para desear: salud, paz y amor.
El Argonauta Enmascarado.

| miércoles, diciembre 20, 2006

Ocupamos un espacio sin saber muy bien para qué. Sentimos y nos angustiamos por encontrar respuestas a esta ocupación efímera y gaseosa que no llegamos a cubicarla en nuestro entendimiento. Pero somos conscientes de nuestra presencia universal, aun sin comprender la esencia de nuestra naturaleza y ubicación. No llegamos a entender, por no saber explicar el significado real de un beso, de una caricia, de una sonrisa,…frente a la continua búsqueda de las claves contradictorias que supone todo lo placentero por inexplicable y el sufrimiento paradójico frente al placer.

Puede llegar a ser cruel que las situaciones placenteras de nuestra vida induzcan, aún más, a la incomprensión de la existencia.
El Argonauta Enmascarado.

| martes, diciembre 19, 2006

La naturaleza racional, poseedora de los atributos del ser y vinculada a su base sustancial, acciona los engranajes que alimentan la máquina de la conducta humana, desde los postulados sumergidos en las aguas de la subsistencia, aromatizadas con los perfumes de la independencia, la libertad, la responsabilidad, la espiritualidad, la creatividad,… Todo ello, desde la singularidad que define nuestra condición de individuos abiertos al respeto de los condicionados límites conductuales que definen, también, la actitud de nuestros semejantes.

Todos nos adherimos a una jerarquía de valores que libremente adoptamos para comprometernos responsablemente con nuestro mundo interior y exterior.

El Argonauta Enmascarado.

| lunes, diciembre 18, 2006

Necesitamos continuamente revindicarnos como seres humanos. Con nuestros aciertos y equivocaciones, nuestro simbólico verbo debe tener un auditorio donde alejar las dudas respecto a la afirmación de sentirnos vivos. También nuestra sensatez debe precisar del espacio donde construir los cimientos de la autoestima.
La interpretación de la existencia, es personal e intransferible, alejada de todo intento de sutil manipulación. Defender nuestro ideario y la forma de entender la vida, dentro de la colectividad, no es más que afianzar la singularidad personal. Lo contrario es convertir en frágiles estatuas de barro los pilares de nuestro criterio. Todo es cuestión de llenar el juicio de conocimiento, comprensión y reflexión.

La dignidad no puede, ni debe, alimentarse de débiles concesiones hipócritas que después, desde la soledad, nos incomodan, inundándonos de zozobra y desasosiego.
El Argonauta Enmascarado.

| jueves, diciembre 14, 2006

Seguramente el conformismo es una de las causas que nos aboca con mayor claridad a esa sensación de insatisfacción. Es fácil caer en sus garras y es perezoso, después, eliminar su abrasador lastre. La sociedad occidental se rige por unos patrones que dejan pocos huecos por donde escapar del tedio acostumbradamente acumulado. Todo se predispone para que, poco a poco, vayamos dejando pocos espacios que nos animen a indagar otros mundos que vayan por senderos diferentes a los marcados por las rígidas y aburridas normas de nuestro, molesto y empalagoso quehacer laboral y rutinario.

No conformarse, abrir la mente y mirar al otro lado de la rutina, seguramente, es la forma más beneficiosa de afrontar y saborear nuestro paso por este efímero espacio que llamamos vida.

El Argonauta Enmascarado.

| miércoles, diciembre 13, 2006

La intensa liberación de tu efecto, rejuvenece nuestro espíritu. Eres descanso reparador y masajista tenaz de nuestro interior. Al final de tu perturbación, nos trasladas por la senda que busca encontrar la relajación placentera y feliz, en la profundidad de nuestro ser.
Alivias el dolor del alma y tu estallido es terapia para disolver la desazón y la tristeza con tu proceder, semblante al efecto de un poderoso analgésico. Armonizas nuestra biología y pones en orden el equilibrio interno.
Eres el maquillaje que irradias placer, amor y aprecio. Eres… el imán de la amistad, la placenta de la seducción, el secreto de la negociación exitosa. Eres el balsámico ungüento de la vulnerable existencia. Tu instante recuerda plácidamente la dulce sensación de la anhelada felicidad.
El Argonauta Enmascarado.

| martes, diciembre 12, 2006

La rueda del tiempo sigue girando incansable en ese trayecto que se pierde en la lejanía de nuestro juicio. Todo pasa y se va acumulando en el entendimiento, alimentando el almacén de la experiencia, haciendo más práctico nuestro modo de comprender la existencia. Todo es un continuo acumular información que, en ciertas ocasiones, colapsa nuestros centros de procesamiento, llenando de agobio y ansiedad la savia activa de nuestra supervivencia. Es tan grande, en esas situaciones, la sensación de angustia y fatiga que necesitamos gritar, parar y bajar por un momento del continuo rotar del persistente ciclo y buscar más allá de la razón el atemporal instante plácido, incrustado entre las tinieblas y las materiales esencias que sustentan los principios activos.
Es ciertamente entonces, cuando percibimos la real significación de nuestra presencia con respecto a la inmensidad del espacio universal.
El Argonauta Enmascarado.

| lunes, diciembre 11, 2006

Hay una forma de crear que nos transporta realmente a esa sensación de tocar y beber la libertad sin ningún tipo de limitación. Va más allá de corsés. Es conseguir ese sentimiento absoluto de libertad.
La pintura nos aporta semejante tipo de sensación. Sobre la nada (un espacio normalmente blanco) podemos relativizar nuestro mundo interior sin más impedimentos, ni topes, que nuestra propia creatividad.
La pintura como experiencia es una forma de manifestar la vitalidad de la forma más apasionadamente posible. Es alimentar ese deseo de sentirnos vivos.
“Después de todo, la pintura se ha de hacer tal como uno es.”-Juan Gris
El Argonauta Enmascarado.

| domingo, diciembre 10, 2006

La delicadeza debe inundar, en ocasiones, el tratamiento de ciertas situaciones que pueden herir sensibilidades, si pretendemos acometerlas, careciendo de la elegancia propicia para no someter al receptor a una desagradable situación o sufrimiento innecesario. Acometer recuerdos o situaciones no deseadas, sin la finura ni diplomacia adecuadas, pueden ser acciones crueles para quien las padece y, a su vez, hechos que definen muy negativamente a las personas que las realizan.

La finura y elegancia frente a lo desagradable es la acción que mejor define a las personas poseedoras de sutil exquisitez de comportamiento.
El Argonauta Enmascarado.

| viernes, diciembre 08, 2006

Haciendo equilibrios en la cuerda de la vida hay veces que llegamos a esos momentos en los que es difícil continuar el trayecto sin dejar el lastre de esos argumentos que cada vez pesan más en nuestra conciencia, dificultando nuestro crecimiento personal. Es entonces cuando llega el momento de una transformación. Un cambio de rumbo que nos proporcione el suficiente oxigeno vital para poder continuar nuestro camino. Seguramente es una transición necesaria para poder evolucionar positivamente frente a esos “callejones sin salida” que vamos encontrando a lo largo de nuestra complicada existencia.

Muchas veces las metamorfosis son necesarias. Los cambios nos ayudan a sobrevivir frente a los tediosos hábitos rutinarios.
El Argonauta Enmascarado.

| jueves, diciembre 07, 2006

Como un canto a la conveniente proporción, carente de imperfección, llenas el recinto de nuestra contemplación combinando simultaneidades de diferentes génesis que armonizan el aroma de tu fragancia frente a nuestra admiración y deleite. Eres medida y pausa de una adecuada combinación de delicadeza y sublimidad. Magnificencia y encanto que alimenta los sentidos con el elixir de la atractiva e inexplicable fascinación.

“La belleza es aún más difícil de explicar que la felicidad”. Simone de Beauvoir (1908-1986) Novelista e intelectual francesa.
El Argonauta Enmascarado.

| miércoles, diciembre 06, 2006

Vamos recorriendo nuestra propia aventura realizando el correspondiente ejercicio de la sublime abstracción del mundo real y procurando solucionar tal actividad con una secuencia que atienda a nuestros deseos y preferencias. Es una tarea que nos transporta a un espacio de suposiciones que se transforman en tan sutil esmero como es dar rienda suelta a la imaginación. Nos apartamos por un momento del mundo terrenal y nos adentramos en los entresijos del mundo onírico.

Los sueños nos transportan celosamente, al quimérico universo de las más deseosas y predilectas fantasías.
El Argonauta Enmascarado.

| martes, diciembre 05, 2006

Mundos como islas que asesinan tenazmente la empatía. La pluralidad de “muchos” es la singularidad de “unos y unas” que se desconocen. Yo, mi, me, conmigo y sin dejar escapar ni un gramo de pronombre para compartir. Extraños encerrados en urnas de insatisfacción. Protección distorsionada en miedo por el indeseado rechazo. Silencios y distanciamientos que tienen el amargo sabor del desengaño. Y la angustia de la timidez transformada en abrasadora incomunicación.

La soledad no deseada es el destierro involuntario que nos aparta, poco a poco, del balsámico suceso de las relaciones humanas.
El Argonauta Enmascarado.

| lunes, diciembre 04, 2006

No es bueno amurallar los sufrimientos esperando el oscuro silencio de la noche para padecer su médula en el sigilo de nuestra soledad. Hay que auxiliar las sensaciones de sus latigazos. El desahogo que produce compartir las angustias, merece la pena mucho antes que sentir las espinas de la soledad llenando, de heridas sangrantes, los recodos del alma. Sufrir en silencio es una opción que no nos proporciona el alivio adecuado, ni favorece el duro trámite de superar las situaciones adversas o dolorosas.

Compartir lo que sentimos nos ayuda a comprender mejor la esencia de la amistad y el cariño.
El Argonauta Enmascarado.

| domingo, diciembre 03, 2006

El mejor momento personal, frente cualquier situación, nos transporta a la cima de las latentes capacidades. Es cuando damos lo mejor de nosotros mismos y nos embarga la placentera satisfacción de haber llegado al cenit de nuestra máxima expresión. Entonces, se manifiestan las mejores proposiciones dentro del acotado espacio que ocupan las competencias personales. La determinada situación proyecta su pletórica integridad. Es la culminación de algo que se ha alcanzado para que pueda ser disfrutado en toda su abundancia.

La plenitud es como una urna donde se guardan celosamente los componentes indispensables del potencial humano.
El Argonauta Enmascarado.

| sábado, diciembre 02, 2006

El principio generador que sosiegue nuestra conciencia y proporcione un transitar sincero por el caos de egoísmo y miseria ética que impregna nuestro mundo, seguramente, debe ser la disidencia.
Es la esencia o sustancia que puede ayudarnos a avivar la llama de nuestros compromisos vitales. De nuestros argumentos.
Nuestra sociedad está llena de vicios y contradicciones que no podemos solucionar, sin una postura que se muestre contraria a todo aquello que consideramos injusto y que nos sitúe alejados del remordimiento.
Ser detractor y delator de situaciones abusivas es una manera de sentirnos comprometidos con la loable conquista de un mundo mejor.
La manipulación nunca puede ser un medio para conseguir metas que nos aparten de la dignidad y la decencia humana.

Gracias al espíritu éticamente disidente de muchas personas, vamos poniendo obstáculos y frenos al voraz avance egoísta y materialista de la “otra humanidad”.
El Argonauta Enmascardo.

| viernes, diciembre 01, 2006

Un paseo, nuevamente, por el mundo de tus sentimientos para encontrarme, lanzado en el asfalto, un cajón abarrotado de dudas y mutismos que no consigo interpretar. Entre la oscuridad solo distingo, desde la turbia nitidez, el granítico ruido de tu desconsuelo y pesar. Es un recorrido lleno de negros silencios, repletos de menosprecio, que reflejan la fatal insinuación de tu frialdad.
Beberé el cáliz de tu condena. Llenaré, de plácidas caricias, el espacio de tu perdón. Pero… no me dejes con esta lívida angustia persistente.

Pocas cosas producen tanta zozobra y tormento como ser carne de cañón del desdén y la indiferencia provocados por los incomprendidos silencios.
El Argonauta Enmascarado.

© 2007 SENDALITERARTE | Blogger Template by GeckoandFly originally developed by Phu Ly

Estadisticas y contadores web gratis
Oposiciones Masters